[BQC] TODO LO QUE EXISTE ES DIOS ; EL LEÓN QUE CREÍA SER OVEJA


pathya_bqc_todo_

TODO LO QUE EXISTE ES DIOS – EL LEÓN Q CREÍA SER OVEJA son los títulos de dos nuevos cuentos.

Espero que los disfrutes.

TODO LO QUE EXISTE ES DIOS (CUENTO HINDÚ) EL LEÓN QUE CREÍA SER OVEJA (ANTIGUA LEYENDA HINDÚ)

El maestro y el discípulo estaban departiendo sobre cuestiones místicas.

El maestro concluyó con la entrevista diciéndole:

  – Todo lo que existe es Dios.

El discípulo no entendió la verdadera naturaleza de las palabras de su mentor. Salió de la casa y comenzó a caminar por una callejuela. De súbito, vio frente a él un elefante que venía en dirección contraria, ocupando toda la calle. El jovencito que conducía al animal, gritó avisando:

  – ¡Eh, oiga, apártese, déjenos pasar!

Pero el discípulo, inmutable, se dijo: “Yo soy Dios y el elefante es Dios, así que ¿cómo puede tener miedo Dios de sí mismo?” Razonando de este modo evitó apartarse. El elefante llegó hasta él, lo agarró con la trompa y lo lanzó al tejado de una casa, rompiéndole varios huesos. Semanas después, repuesto de sus heridas, el discípulo acudió al mentor y se lamentó de lo sucedido. El maestro replicó:

  – De acuerdo, tú eres Dios y el elefante es Dios. Pero Dios, en la forma del muchacho que conducía el elefante, te avisó para que dejaras el paso libre. ¿Por qué no hiciste caso de la advertencia de Dios?

El Maestro dice: “Afila el discernimiento. No tomes la soga por una serpiente, ni la serpiente por una soga”.

Un cachorro de león abandonado fue acogido muy cariñosamente por un rebaño de ovejas y se crió entre ellas en las cercanías de un hermoso lago. Creciendo allí llegó a creer que él también era una oveja.

Cuando llegó a la edad adulta, y siendo un enorme león, se comportaba como cualquiera de las demás ovejas. Un día se acercó otro león adulto y hambriento hasta allí y se asombró mucho de observar que ese león, mucho más grande y fuerte que él, huyera como hacían las ovejas, brincando y balando con el resto de los miembros del rebaño. Después de mucho esfuerzo logró arrinconarle. Inútilmente intentó explicarle que no debía huir porque ERA UN PODEROSO LEON.  Finalmente, con un gran esfuerzo le arrastró hasta el lago cercano. Allí le obligó a mirar su reflejo en la superficie del agua. Cuando el león observó su rostro, su cuerpo y melena, reflejados nítidamente en la superficie del agua sintió un estremecimiento de pies a cabeza y desde lo profundo de sus entrañas se elevó la más intensa emoción interna y brotó el más fuerte y poderoso rugido que se había escuchado jamás haciendo eco a través de todas las montañas y valles del mundo.

A partir de entonces el león defendió a aquellas ovejas con su poder y fuerza. Y así lo hizo hasta el fin de sus días.

TODO LO QUE EXISTE ES DIOS.

 

 

Deja un comentario