CONECTAR CON TUS ANGELES


CONECTAR CON TUS ANGELES

CONECTAR CON TUS ANGELES

¿QUÉ ES UN ÁNGEL?

Un Ángel es un ser espiritual de origen divino que tiene la capacidad de llevar un mensaje o ayudar a los seres humanos. A los Ángeles se les describe como mensajeros, seres de luz, servidores de Dios y guardianes de las personas. Aunque distintas religiones y tradiciones explican el origen y propósito de los Ángeles de maneras diferentes, hay varias características generales que describen lo que es un Ángel.

Se piensa que la palabra Ángel se deriva del término griego “angelos“, que significa “mensajero“. En la teología de las religiones abrahámicas, los Ángeles generalmente tienen a su cargo la labor de dar un mensaje de Dios al ser humano. En la tradición cristiana, los Ángeles transmiten mensajes en los momentos más importantes de la vida de Jesucristo, como la Anunciación, su nacimiento y la agonía en el jardín. Aparecen también en la tumba vacía tras la Resurrección. Los Ángeles además anuncian otros eventos importantes, como el nacimiento de San Juan Bautista. En el islam, los Ángeles son identificados como mensajeros de Dios.

A los Ángeles frecuentemente se les describe como “seres de luz“. Ya que muchas tradiciones consideran que los Ángeles son creados por Dios con el propósito de ayudar o dar un mensaje, se les asocia con la luz por ser inmateriales y etéreos. Aquellas personas que relatan encuentros con Ángeles, generalmente describen su presencia como luminosa. Los Ángeles no tienen cuerpo material, aunque sí se considera que se pueden materializar para llevar a cabo su misión.

CONECTANDO CON TUS ANGELESCONSEJOS PARA POTENCIAR LA COMUNICACION

Durante unos minutos en que nadie te moleste siéntate en una silla con el respaldo recto. Cierra los ojos. Pon los pies descalzos en contacto con el suelo. Imagina que de las plantas de tus pies están saliendo raíces que atraviesan la tierra, agua y todo aquello que se encuentra debajo de nosotros, hasta llegar lo más lejos posible, hasta el centro de nuestro planeta.

Con la mente háblale a tu Ángel, dile tus preocupaciones, pídele consejo y consuelo. Dile todo aquello que está en lo más profundo de tu corazón, eso que no te atreves a compartir con nadie. Reconoce que, aunque sabes que siempre está a tu lado, durante mucho tiempo dejaste de compartir con él, pero de ahora en adelante esto irá cambiando. Pídele que te revele cómo es y cuál es su nombre. Todo esto pídelo bajo la gracia y de manera perfecta.

Tu Ángel te responderá. Si no lo hace el mismo día, repite la invocación. El nombre (que casi siempre tendrá la terminación “el”, que quiere decir “de Dios” como en Miguel o Gabriel, te llegará a un nivel mental, como comunicación telepática, hay que ponerse atento para reconocerlo. También es posible que sueñes a tu Ángel. Cuando lo recibas, dale las gracias y pídele su protección. Es muy importante que sepas, que no es necesario que sepas su nombre, puede llamarse hasta como tú porque es parte de ti, pero lo más importante es que creas que existe y lo tienes integrado en tu ser.

Simplemente puedes invocarlo con decirle Bendito Ángel de mi Guarda, yo (aquí si dices tu nombre completo) te invoco, te invoco, te invoco para Aquí le comentas todo lo que le quieras decir y está atento a las señales, avisos, anuncios o cosas que te sucedan en la vida.

Tampoco es necesario que lo veas, solo cree. Y lo demás te vendrá por añadidura. Hay muchos seres humanos que se frustran porque no saben cómo es su Ángel guardián, porque no lo ven, porque ignoran su nombre, y como el ser humano vive en el mundo de las formas, no cree que exista ya que no lo ve, pero ahí está. Ésta energía es parte de tu espiritualidad, no de tu parte física. Tu Ángel guardián fue creado por Dios específicamente para ese propósito. Puedes hablarle todo el día, como a un amigo y pedirle ayuda hasta en las cosas más cotidianas, como encontrar las llaves. También puedes solicitarle que traiga otros Ángeles destinados a cuestiones específicas, como protección especial, curación o encontrar un amor sincero.

Si quieres contactar con tu Ángel u otros Ángeles y que estos Ángeles se sientan a gusto contigo, tienes que hacer que tu mundo, de pensamientos, sentimientos, y entorno se parezca más al de ellos, los Ángeles se sienten cómodos con pensamientos de paz y amor no con pensamientos de irritación odio, celos, venganzas y agresividad, aíslate de cualquier distracción, quédate en silencio, en tu lugar favorito y comulga con los Ángeles, simplemente háblales de tus problemas como si lo hicieras con tu mejor amigo, escucha, guarda silencio y permanece a la espera de los pensamientos que los Ángeles pondrán en tu mente.

Haz oraciones en voz alta

Pero no es necesario que hables para que te presten atención, pues los Ángeles han respondido a muchas oraciones silenciosas o a un intenso deseo del corazón no obstante obtendrás una respuesta más eficaz si hablas en voz alta

Tu voz tiene poder y las oraciones habladas adoptan diferentes formas, canciones e himnos, oraciones estructuradas y sin estructurar. Se pueden combinar todo esto con fiats (consentimiento o mandato) y decretos, los decretos permiten al hombre y a Dios trabajar juntos para generar cambios constructivos, los fiats son afirmaciones poderosas y breves, haz tus decretos y fiats

Utiliza el nombre de Dios

Dios está dentro de ti y al utilizar su energía al dirigirte a los Ángeles ellos te pueden responder con todo el poder del universo. El fuego que Dios te da por ser hijo o hija esa chispa divina, es el poder de crear en el nombre de Dios y darle ordenes a los Ángeles, cada vez que dices “Yo soy, estás diciendo Dios en mi es…” y así atraes hacia ti lo que dices a continuación.

Ofrece tus oraciones y decretos todos los días

Los Ángeles siempre están listos, pero nosotros no siempre sabemos cómo llegar hasta ellos, la mejor manera es comulgar con ellos diariamente pues al hacerlo no solamente te ayudas a ti mismo, sino que ayudas a mucha gente que incluso no conoces. Los Ángeles buscan personas que invoquen habitualmente la luz de Dios para asociarse a ellos, para lograr la curación del planeta cuando encuentran a estas personas, envían luz a través de ellas para ayudar a los que estén en peligro de enfermar o de sufrir crímenes violentos o desastres naturales, tus oraciones pueden generar enormes cambios.

Pide Ayuda

Incluso después de establecer una relación con los Ängeles, tienes que acordarte de pedir ayuda cuando la necesites. Los Ángeles respetan tu libre albedrio y solamente en raras ocasiones intercederán sin que se lo pidas. Lo normal es que esperen cortésmente hasta ser llamados.

Repite los decretos y oraciones

Las oraciones y decretos son más eficaces cuando los repites, porque cada vez que los dices están dando mas energía de luz a Dios y a los Ángeles. Los Ángeles utilizan dicha energía como si fuera una semilla y le añaden más energía de luz cuando van a responder a tu petición.

Envía tus oraciones a la Dirección Correcta

Si necesitas protección, llama a los Ángeles de La Protección, si quieres arreglar una relación, llama a los Ángeles de amor. Los Ángeles tienen diferentes trabajos y utilizan energías de diferentes frecuencias para realizar esos trabajos, además puedes llegar a contactarte de manera más intima con ellos cuando llamas a aquellos que están especializados en ocuparse de lo que quieres que se haga.

Se especifico

Los Ángeles responden a las llamadas con precisión y se enorgullecen de hacerlo así, cuanto más especifica sea la petición mas especifica será la respuesta, mientras vivas en armonía con la fuente Universal y dediques tus energías a ayudarte a ti mismo, las huestes angelicales, te ayudaran hasta en los detalles más pequeños de tu vida.

Visualiza lo que quieres que pase

Puedes aumentar el poder de tu oración manteniendo una intensa imagen mental de lo que quieres que pase. Además puedes visualizar una luz brillante alrededor del problema o situación y será de gran ayuda concentrarte en una fotografía o dibujo de un Ángel.

Espera Sorpresas

La capacidad que tienen los Ángeles para responder a nuestras oraciones depende del efecto acumulado de nuestras acciones pasadas, de nuestras buenas o malas acciones de esta y otras vidas, de nuestro “karma” .Los Ángeles están sujetos a las leyes del karma y cuando oramos y nos arrepentimos, transmutamos y soltamos, pueden ayudarnos a eliminar el karma.

Los Ángeles escuchan todas las oraciones, pero para que las peticiones sean concedidas deben cumplir tres condiciones: no pueden interferir con el plan que Dios tiene para tu alma o con el karma, no pueden ser perjudiciales para ti u otras personas, el momento debe de ser el adecuado. La oración siempre da frutos, simplemente tiene que saber dónde mirar.

Fuente: oraculo metafisico

Los siguientes consejos te guiarán a comenzar a reconocer la comunicación que siempre has tenido con tus Ángeles así como a dar los pasos necesarios para que sus mensajes de amor y paz sean más claros y poderosos:

  • Mantén la mente en los Ángeles, la belleza y el amor. Mientras más pienses en los Ángeles, más te acercarás a ellos.

  • Lee libros, artículos y todo tipo de información acerca de los Ángeles y la espiritualidad. Es una manera de enfocar tu mente, cultivar la fe y comenzar a sentir la presencia y bienestar de los Ángeles.

  • Desarrolla tu mente cultivando la percepción extrasensorial. Nota las sensaciones de tu cuerpo, las visiones, los olores y la información que viene a tu mente sin haberla aprendido antes. Esta forma de percepción es el modo de comunicación de los Ángeles.

  • Cultiva la meditación y la visualización. Los Ángeles se comunican cuando tu mente está tranquila. Las visualizaciones son también un poderoso instrumento de comunicación con los Ángeles.

  • Mantente alerta a los números que se repiten, las casualidades y los mensajes escritos que parecen contestar tus preguntas.

  • Presta atención a tus sensaciones corporales y emocionales. Si las sensaciones durante una sesión de meditación u otro tipo de comunicación con los Ángeles son de bienestar, puedes seguir adelante, confiando en que la comunicación es genuina. Si en algún momento te sientes mal, te da ansiedad o tristeza, o vienen a tu mente pensamientos negativos, es tu ego manipulándote. Pide a los Ángeles que te liberen y detén la actividad hasta que te sientas mejor.

  • No dejes que el miedo te ataque. El miedo al ridículo, la duda o la ansiedad, destruyen las capacidades psíquicas. Examínate y descubre tus miedos antes de intentar comunicarte con los Ángeles. Si tienes una visión, o un pensamiento que parece contestar tus preguntas, en vez de descontar su validez, piensa en el mensaje que envuelve. Interprétalo como interpretarías un sueño o un poema y presta atención a cómo te hace sentir.

  • Aprende métodos de protección psíquica a la vez que cultivas tu percepción extrasensorial para evitar que tu creciente sensibilidad te haga recoger energías negativas ajenas.

  • Utiliza métodos de adivinación,como los oráculos y juegos de cartas de Ángeles, que te ayuden a atraer la energía angelical y sus mensajes.

  • No dudes de tu habilidad innata para recibir los mensajes de los Ángeles. La chispa divina que es tu alma está hecha de la misma esencia que los Ángeles y vibra con la misma frecuencia.

Deja un comentario